Todos, en algún momento de nuestras vidas, nos hemos enfrentado a un reto difícil, que realmente nos parece imposible de conseguir. Esa mezcla de sentimientos en la que pasamos de unas ganas y motivación absolutas de conseguir nuestro objetivo, para instantes después sentir el miedo de equivocarnos en nuestras decisiones.

Pero por muy extraña que nos parezca nuestra nueva hazaña, es más que probable que otros hayan emprendido un camino muy similar al nuestro en el pasado. Por ello, pararse un segundo y buscar a aquellos que han tenido éxito o fracaso en el pasado puede ser la mejor estrategia para enfocar los nuevos pasos a seguir, utilizándolos como ejemplos a seguir o evitar para llegar a nuestro destino.

Hoy hemos querido traeros tres de las historias más inspiradoras de los grandes personajes que lideran las empresas más exitosas en la nueva economía digital:

1. Jeff Bezos

En primer lugar, os traemos al rey del comercio electrónico. Bezos, nacido en Alburquerque (Nuevo Méjico, USA) fue un tipo inteligente desde el colegio, donde ya demostraba un interés especial por el mundo de los ordenadores.

Un detalle que pocos conocen. Antes de fundar el buque insignia del comercio electrónico, Amazon.com, Bezos fue un personaje de éxito en Wall Street, donde llegó a ser vicepresidente de una firma de inversiones. En este momento se cruzó una cifra en la vida del empresario, 2300% al mes. Esta cifra señalaba el crecimiento del uso de internet, sin embargo, en su cabeza Bezos supo ver el gran canal de venta que suponía el mundo digital.

Tras barajar varias opciones, se decidió por la venta de libros electrónica, el comienzo del gran mercado global de productos y geografías que hoy es Amazon. Tras un año de duro, trabajando en la interfaz amigable de la plataforma en 1995 Amazon comenzó a operar. Sin duda, Jeff Bezos no se equivocaba, ya que para 1996 ya tenía 100 empleados y obtenía más de $15 MM$ en ganancias.

La del creador y CEO de Amazon es una historia de inconformismo, visión de mercado y valentía para abandonar una vida cómoda en Wall Street y aventurarse en la creación de la gran empresa de retail mundial. Sin duda alguien en quién fijarse a la hora de emprender.

  1. Steve Jobs

Uno de los clásicos en los que fijarte a la hora de emprender, el gran pensador detrás de la marca de la manzana mordida. Jobs, nacido en San Francisco (California, USA) fue hijo adoptivo de un maquinista desarrolló desde pequeño un gran interés por la electrónica y los gadgets.

Sin embargo, el punto que supondría un antes y un después en su vida fueron sus prácticas en HP, donde conocería a su gran socio Steve Wozniak. Steve Jobs no fue un ejemplo académico a quién seguir, ya que sólo estudió un solo semestre en la universidad, que compaginaba con el diseño de videojuegos en Atari.

El resto de la historia es conocida, en 1975 comenzó la historia de Apple cuando junto con Wozniak se encerró en un garaje para construir el Apple I, con tan solo 20 años. Estaba tan convencido de que sería un éxito que hasta vendió su coche para obtener financiación.

La historia de Apple no es un ascenso directo hacia el éxito, debió afrontar multitud de errores y aciertos en su creación, que incluso llevó a Jobs a tener que renunciar a su empresa. Pero la determinación por mantenerse, y la capacidad de Jobs de inventar nuevos gadgets sorprendentes, rediseñar sus productos hacia lo buscado por el mercado y su forma de crear expectación y vender sus productos, permitió a Jobs llevar a Apple a los primeros puestos de valoración de su empresa en multitud de Rankings.

Steve Jobs, un gran genio creativo que aúna en una sola persona la inteligencia comercial para adelantar las necesidades del mercado y el carisma. Un hombre capaz de crear objetos que ningún otro hombre imaginó que necesitábamos. Sin duda uno de los principales arquitectos del mundo que actualmente vivimos.

  1. Larry Page y Sergey Brin

Por último, también hemos querido traeros la historia de una creación de equipo, un equipo que, sin exagerar, ha cambiado la forma en la que entendemos el acceso a la información. Lo primero que debe aclararse es que estuvo a punto de ser una de estas historias que jamás existe.

Larry Page se inició en el mundo de la tecnología surgió cuando, con seis años, su padre le regaló una computadora. Sergey Brin, nacido en Moscú, fue un talentoso joven especialista en patrones y relaciones entre grandes cantidades de información.

Larry Page (L.P.) y Sergey Brin (S.B.) se conocieron en una visita que S.B. realizaba a nuevos estudiantes de Stanford en la que formaba parte L.P. en la que ambos se enzarzaron en una discusión. Tras esto, L.P. continuó trabajando e investigando en la compleja arquitectura de aquella primitiva Red global.

Con el paso del tiempo, la relación de ambos mejoró y S.B. se ofreció para ayudar a L.P. en su investigación, una combinación perfecta de la que surgió el gran buscador de información que hoy es Google (nombre que proviene de un término matemático “googol” representado por el primer numeral seguido por cien ceros.

La primera operación de Google se realizó desde los dormitorios de ambos. La empresa creció hasta que salió al mercado en 2004 y consiguió 1,67 mil millones de dólares de financiación, siendo la primera compañía en repartir acciones usando computadoras. Actualmente Google mantiene una plantilla de 20.000 empleados a nivel global y se ha posicionado como el centro de la innovación en el mundo digital.

Esperamos que os haya ayudado fijaros en algunos de los grandes en esto de crear empresas, pero recordad, a pesar de que es importante aprender de las historias de éxito, también lo es saber crear nuestro propio estilo.

 

Saludos Argonautas, ¡hasta la próxima!

A %d blogueros les gusta esto: